Selecciona La CPU:
Selecciona la tarjeta gráfica:
Selecciona la memoria RAM:
Selecciona la disipación que deseas incorporar:
Seleciona la placa base:
Selecciona el disco duro de 3.5":
Seleciona el disco de estado sólido:
Selecciona la fuente de alimentación:
Selecciona el sistema operativo: